Niños después del divorcio de sus padres

los derechos del niño en el proceso de divorcio

Por supuesto, todos recuerdan las palabras de la vieja canción “La gente se encuentra, la gente se enamora, se casa”. Pero, desafortunadamente, muchas parejas casadas, que han vivido juntas durante un período de tiempo, se divorcian. Si una pareja casada no tiene hijos, los problemas generalmente no surgen. Pero si hay un niño en la familia, la situación se vuelve mucho más complicada: primero se deben tener en cuenta los derechos del niño en el proceso de divorciarse de los padres.

Muchos padres creen erróneamente que lo más importante que deben cuidar es el cumplimiento de las normas legales y los derechos de propiedad. Sin embargo, este aspecto está lejos de ser el único al que se debe prestar atención. Por supuesto, el tema de la vivienda, la pensión alimenticia: este es un tema muy importante, ya que depende del bienestar material del niño. Sin embargo, muy a menudo los adultos están demasiado interesados ​​en resolver el problema de los derechos materiales de un niño cuando se divorcian de sus padres, olvidando por completo el lado moral.

A veces los padres, durante un divorcio, se adentran en sus problemas y experiencias, para descubrir la relación con su primera mitad, que olvidan por completo a sus hijos. Alguien cree que el niño es demasiado pequeño y todavía no entiende nada. Y, por el contrario, alguien cree que el niño ya es lo suficientemente adulto, entiende todo y no necesita explicaciones. Sin embargo, tal posición es fundamentalmente errónea y puede llevar a consecuencias graves y trauma psicológico en el niño. Muy a menudo, tal shock, experimentado en la infancia, pospone su impacto negativo en toda la vida posterior del niño.

No importa la edad de su hijo. En cualquier caso, no puedes ocultarle esa atmósfera negativa en la casa. No te olvides de los sentimientos de los niños después del divorcio de los padres. En general, no experimentan menos, y en ocasiones experimentan un shock mucho mayor que los adultos. Especialmente si los padres no pueden acordar pacíficamente con quién vivirá el niño, o si el deseo del niño no coincide con el deseo de los padres.

Este artículo contiene información que proporciona respuestas completas a las preguntas más frecuentes que pueden surgir en una mujer que ha tenido un problema de divorcio.

Los derechos legales del niño después del divorcio de los padres

Desafortunadamente, muy a menudo los padres deciden divorciarse tranquilamente llegar a una solución que satisfaga a ambos lados, que no funciona e insistir en su propia, una de las partes trata de socavar los derechos del niño. En este caso, hay que tener presente que protegen los derechos legales del niño después de que sus padres se divorciaron una ley federal “Sobre la protección de los derechos del niño”, así como el Código de la Familia de la Federación Rusa.

En el caso de que las personas que desean terminar un matrimonio tengan hijos comunes que no hayan cumplido los 18 años, un proceso de divorcio solo es posible a través de un tribunal. Como regla general, el matrimonio se disuelve solo después de tres meses y solo si los cónyuges no tienen reclamaciones mutuas, y los derechos de los hijos no se infringen. Una excepción a las reglas generales son aquellas situaciones donde:

  • Uno de los cónyuges es declarado fallecimiento por decisión judicial.
  • Uno de los cónyuges es reconocido como legalmente incompetente.
  • Uno de los cónyuges es condenado a cumplir una pena en una institución correccional por un período de más de tres años.

En todos los casos anteriores, la ley prevé la posibilidad de divorcio en las oficinas de registro.
En el caso de que los padres no puedan ponerse de acuerdo pacíficamente acerca de aquel con quien vivirá el niño después del divorcio, este problema debe resolverse en una orden judicial.

El juez decide sobre la base de la evidencia disponible para él acerca de los ingresos de los padres, las condiciones de vida del niño, la posibilidad de capacitación y muchos otros factores.

Últimamente, se han encontrado precedentes con mayor frecuencia cuando, por decisión del tribunal, los niños después del divorcio de sus padres permanecen con sus padres si pueden proporcionar condiciones más favorables para la vida y la educación. Es por eso que una mujer debe ocuparse de una base de evidencia suficiente por adelantado.

En algunas familias hay disputas sobre la comunicación del niño no solo con el segundo padre, sino también con otros parientes: abuelas, hermanas, abuelos. Este problema también se puede resolver en el tribunal. Si una mujer cree que dicha comunicación tiene un efecto negativo en su hijo, debe tener cuidado de presentar a la corte pruebas contundentes de su rectitud.

Además, uno no debe olvidar la existencia de los derechos de propiedad del niño después del divorcio de los padres. Todos los niños tienen derecho a tener sus pertenencias personales. Además, ambos padres deben proporcionar dinero para el mantenimiento del niño, incluso si uno de los padres se ve privado de los derechos de los padres. La privación de los derechos de los padres no prevé la exención de las responsabilidades parentales.

Recuerde que un niño que no ha alcanzado la mayoría de edad tiene el derecho de propiedad de todos los ingresos recibidos por él, a la propiedad recibida en herencia o por donación. Todo el dinero que recibe el niño en forma de pensiones, manutención de hijos, beneficios de seguridad social vienen a disposición del padre con quien el niño vive un menor de edad, y puede ser gastado sólo en las necesidades del niño.

Los derechos de un menor de edad a la vivienda están protegidos por el Código de la Vivienda. El niño tiene derechos similares con todas las personas registradas en las viviendas. En caso de que el apartamento se privatice y el niño tenga una parte, después del divorcio de los padres, el derecho de posesión permanece con el niño.

Sobre la cantidad de pensión alimenticia, los padres pueden acordar por sí mismos, después de lo cual deben firmar un contrato con un notario. Si no es posible llegar a un acuerdo mutuo, entonces también necesitará la ayuda del tribunal. Sin embargo, primero compare la cantidad que se le ofrece y la que prescribe la ley:

  • Si hay un menor en la familia, la cantidad de la pensión alimenticia será del 25% del tamaño de la fuente oficial de ingresos.
  • Para dos niños, esta cantidad será igual al 33%.
  • En el mismo caso, si hay tres o más menores en la familia, la pensión alimenticia será del 50% de la fuente oficial de ingresos.

Asimismo, no olvide que si el niño es menor de tres años de edad, mi madre también tiene el derecho a la pensión alimenticia por el tiempo que está de baja por maternidad. Además, en algunos casos, la corte puede requerir que el padre pague una cantidad fija que no depende de la cantidad de ingresos. Por lo general, dicha práctica se aplica en los siguientes casos:

  • El padre no tiene un trabajo permanente o ingresos estables.
  • Los salarios se cobran en forma extranjera.
  • No es posible establecer la cantidad de ingresos.

En el caso de que el padre evite pagar la pensión alimenticia, también deberá acudir a la corte con un reclamo para cobrar la deuda.

Divorcio de los padres y el destino de los niños

niños después del divorcio de los padres

Como ya se mencionó anteriormente, desafortunadamente, detrás de las pasiones adultas que hierven alrededor de lo que está sucediendo, los padres a menudo se olvidan de un asunto como el divorcio de los padres y el destino de los niños. Sin embargo, antes de resolver todos los problemas de organización relacionados con el divorcio, los padres deben cuidar la moral de los niños.

Como lo demuestran numerosos estudios de psicólogos, los niños de diferentes grupos de edad sufren un divorcio de manera absolutamente diferente, y son atormentados por miedos completamente diferentes. Cada grupo de edad tiene su propia visión del problema y ofrece una evaluación diferente de lo que está sucediendo.

El estrés psicológico más severo, que tiene un efecto muy negativo en la psique del niño, es para niños de hasta 6 años de edad. Primero, la estabilidad es la condición principal para la comodidad psicológica y el desarrollo espiritual armonioso. Cuando los padres están divorciados, no pueden hablar de estabilidad y habla. El mundo a los ojos del niño se pone patas arriba. Papá ya no vuelve a casa y mi madre casi todo el tiempo guarda silencio o llora. Debido a su edad, el niño no puede dar una evaluación adecuada de los acontecimientos a su alrededor, está perdido, asustado y encerrado en sí mismo.

Además, los niños entre las edades de tres y seis años casi siempre experimentan un fuerte sentimiento de culpa por lo que está sucediendo. La razón es que el bebé, que no pueden entender las verdaderas razones para el divorcio, la proyección de la culpa a sí mismo, creyendo que el Papa ha dejado a causa de su mal comportamiento. Es por eso que es tan necesario que mamá inspire regularmente al niño con el hecho de que tal posición es incorrecta y la culpa del niño está absolutamente ausente. El padre del niño debería hacer lo mismo.

Dey es mayor, a la edad de 7 – 8 años, ya entiende que la razón del retiro del padre de la familia no son ellos. Sin embargo, hasta el final no pueden entender la situación, por supuesto, no pueden, por lo que están enojados con su padre.

Los niños de 10 a 11 años también experimentan un resentimiento ardiente, pero ya en ambos padres, se sienten traicionados y abandonados. Para hacer frente a esta situación de forma independiente por el padre a menudo sucede no bajo la fuerza. Sin embargo, no es posible cerrar los ojos e ignorar la presencia de un problema, ya que esto solo agravará la situación. En este caso, los padres deben ponerse en contacto con un psicólogo infantil que ayudará al niño a sobrellevar sus sentimientos confusos y decirles cómo sobrevivir el divorcio de los padres.

Los adolescentes ya pueden evaluar más o menos adecuadamente la situación actual. Sin embargo, no debemos olvidar que, a pesar de ser adultos, todavía son niños que aún necesitan el apoyo de adultos. Los adolescentes pueden comenzar a protestar activamente contra el divorcio de sus padres. La ausencia de lecciones, fumar, incluso salir de casa: estos, a primera vista, actos de desobediencia no son más que una acción de protesta contra la situación en la familia.

Las trampas del divorcio. ¿Cómo minimizar las “esquinas agudas”?

Entonces, el divorcio ha terminado y el niño comienza una nueva vida. ¿Qué deberían esperar los padres?
Lo más difícil para un niño es que los padres, agotados por el proceso de divorcio, comienzan a prestarle menos atención que de costumbre. El niño es difícil de entender que tales cambios son solo una consecuencia de la fatiga emocional de los padres. El niño comienza a sentir que no necesita a nadie: ni su madre lo dejó, ni el padre que se fue. Para agravar tal situación puede en el caso de que la mamá que antes no trabaja se ponga a trabajar.

El segundo peligro, también muy común, es que muchos padres, cuando se separan, están envueltos en una especie de rivalidad por el amor y la atención del bebé. Esta lucha generalmente se lleva a cabo por dos métodos:

  • El padre intenta de todas las maneras posibles convencer al niño de que él es el mejor y lo ama más. A menudo en el curso son los trucos más traicioneros y agitando “ropa sucia”. Mamá puede hablar sobre las muchas aventuras de su padre. El padre, a su vez, acusa a su madre de los actos más indecorosos. Los padres, persiguiendo su propia meta egoísta, a menudo, por desgracia, se olvidan de lo más importante: sobre el estado de ánimo del niño. Sea lo que sea, el niño ama a ambos padres y una situación similar lesiona gravemente su psique.
  • En segundo lugar, los hombres más queridos, la manera de ganar la atención del niño – un gran número de regalos y emocionante colgante: circos, zoológicos, atracciones, conciertos. Muy a menudo, para todas estas decoraciones, el padre simplemente trata de ocultar el temor de ser rechazado por el niño. Y a veces dice que el padre no puede pasar tiempo con el bebé de manera simple y natural sin dejar de ser él mismo. Por supuesto, a todos los niños, sin excepción, les encantan todo tipo de regalos y entretenimiento. Sin embargo, para ellos la oportunidad no es menos importante y valiosa.

Otro gran error de los padres, que afecta negativamente a la psique del niño, es un intento de hacer un espía de un niño o asignarle las funciones de un espía.
En esta situación, el niño está constantemente expuesto a interrogar a ambos padres, que están tratando de tener un hijo para averiguar detalles de la vida personal de la antigua segunda mitad, o envíe uno al otro sus deseos a través del niño. Por supuesto, la primera vez que un niño puede estar orgulloso de la sensación de autoestima, pero este sentimiento pronto se alivia completamente diferente, mucho menos optimista.

En este período de la vida, los niños a menudo no comprenden cómo pueden sobrevivir al divorcio de sus padres, por lo tanto, simplemente se vuelven egocéntricos. El niño puede, como ya se mencionó anteriormente, sentir la ira más fuerte hacia ambos padres, e incluso negarse a encontrarse. En ningún caso, no lo regañe por ello y no lo fuerce; esto puede llevar a consecuencias muy tristes. Tomará muy poco tiempo y la situación se normalizará.

Muy a menudo sucede que desde el divorcio de los padres, la infancia de los niños, especialmente los adolescentes, ha terminado. Y el error de esto es el comportamiento incorrecto de los padres. Por ejemplo, una madre a menudo convierte a su hija en una amiga, con quien puede compartir absolutamente todas las experiencias y dudas. Sin embargo, no olvides que la mentalidad de un adolescente aún no está lista para tales tensiones y esas revelaciones pueden causarle daños irreparables.

Lo mismo se aplica a la limpieza. No cambie al niño lavando, limpiando, cocinando y cuidando a las personas más jóvenes. Por supuesto, el niño debe ayudarlo, pero dentro del marco de lo razonable. Por supuesto, las preocupaciones de la madre después del divorcio aumentarán, pero aún es necesario permitir que el niño siga siendo un niño.

A continuación se encuentran algunas recomendaciones sobre cómo sobrevivir el divorcio de un padre. Después de todo, no importa cuán agudo sea el problema de las percepciones de divorcio por parte del niño, los padres siempre pueden aliviar el problema o, por el contrario, agravarlo.

Durante un divorcio, en ningún caso se debe privar al niño de la oportunidad de comunicarse estrechamente con ambos padres. En ningún caso, no se puede poner al niño antes de la elección de un solo padre y configurarlo contra el segundo. Esto es especialmente cierto para las mujeres que les dicen a los niños que su comunicación con su padre será una verdadera traición para ella. Para el niño, esta es una situación muy dolorosa. No debemos olvidar que los niños son mucho más leales y tienden a perdonar a sus padres muchos errores, por eso los niños aman a ambos padres de la misma manera.

Muchos papas tienen la opinión errónea de que han dejado de desempeñar un papel importante en la vida del niño y que sus visitas no son muy necesarias. Sin embargo, de hecho, la comunicación con el padre es muy importante para el niño y ayuda a una rehabilitación emocional más rápida y es una buena forma de cómo el niño es más fácil de sobrevivir al divorcio de los padres. Desafortunadamente, con el paso del tiempo, el número de visitas se reduce. Pero el padre debe recordar que los niños son muy sensibles a este hecho, sin importar cuánto tiempo tomó después del divorcio: un mes o unos pocos años.

¿Cómo explicar a un niño el divorcio de los padres?

divorcio de los padres y el destino de los niños

Muchos padres, sin saber cómo explicar el próximo divorcio, prefieren ocultar este hecho hasta el final. Sin embargo, las noticias repentinas serán un verdadero shock para el niño. Es necesario decirle al niño que el padre y la madre no vivirán juntos por adelantado, antes de su divorcio real. Por lo tanto, le permite al niño darse cuenta de la realidad de lo que está sucediendo, acostumbrarse a este pensamiento y lidiar parcialmente con el primer impacto que inevitablemente causará esta noticia.

El niño tendrá tiempo para hablar con el Papa y con su madre, hacer preguntas que le preocupen. Los niños necesitan mucho más tiempo para aceptar y comprender la situación que los adultos. Los adultos deben tener esto en cuenta, cuando decidan cómo explicarle al niño el divorcio de los padres. Seguramente el niño volverá una y otra vez a un tema doloroso para él, tratando de entender por qué surgió tal situación y cómo comportarse más. Esté preparado para el hecho de que tales preguntas surgirán con una regularidad atemorizante. En ningún caso debe regañar al niño por obsesivo, ya que esto puede agravar significativamente la situación.

Los psicólogos infantiles notaron que los niños que sabían sobre el próximo divorcio de antemano lo toleraron sin dolor. Pero aquellos niños para quienes el divorcio se ha convertido en un trueno inesperado, muy a menudo enfrentan serios problemas psicológicos, hasta la crisis nerviosa.

También es muy importante asegurarse de que las explicaciones del niño se reciban en el nivel más accesible para él. Las explicaciones deben corresponder a la edad del niño. No sobrecargue la información adicional de un niño pequeño, pero un adolescente ya puede dar mucha más información. La principal tarea de los padres es encontrar el “medio dorado”. Es poco probable que una explicación como “mamá y papá no puedan vivir juntos” sea adecuada para un adolescente, pero tampoco vale la pena dar demasiada información desacreditando la reputación de uno de los padres.

Además, no olvide que con el tiempo, a medida que el niño crece, debe volver repetidamente a la cuestión del motivo del divorcio. Después de todo, es poco probable que las explicaciones recibidas por un niño de diez años satisfagan el interés natural de un niño de catorce años.

Asegúrese de tratar de transmitirle al niño que su divorcio no afectará la relación con él. Asegúrese de decir que el niño podrá comunicarse con su madre y padre. Sin embargo, vale la pena prestar atención a los padres: si de hecho no planifica una comunicación regular con los niños, en ningún caso prometerles esto. Es mucho más prudente explicarles de inmediato que a menudo no podrá ver, pero eso no significa que se haya olvidado del niño. Debes convencerlo de que siempre será amado y necesitado.

Lo más importante que debe prestar atención, teniendo en cuenta cómo explica el divorcio del niño con el niño, es la necesidad de convencer al niño de que su culpa no ha ocurrido.
También intente explicarle al niño que no puede evitar el divorcio ni influir en el curso de los acontecimientos. Los niños a menudo tienen la esperanza hasta el final de que podrán evitar el divorcio. No alimente las ilusiones de los niños, ya que esto puede ser un trauma psicológico grave.

Por supuesto, la desintegración de la familia es uno de los eventos más difíciles en el destino de cada persona. Pero en ningún caso debemos olvidarnos del divorcio de los padres y el destino de los hijos. Después de todo, el divorcio es una cuestión de dos antes de que una pareja tenga un bebé. Después de eso, es la tragedia de toda la familia.

Lo más importante en esta situación – que no se confunda y no entre en pánico y tratar de mantener la calma y sobriedad de pensamiento, como histérica es muy difícil tomar la decisión correcta y actuar correctamente. No dude en buscar la ayuda de especialistas calificados, si realmente lo necesita: abogados, psicólogos siempre le aconsejarán cómo proceder en esta o aquella situación.

Le aconsejamos leer: Beneficios y derechos de madres con muchos hijos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 + 6 =