Psicología masculina: ¿cómo entender a un hombre y su lenguaje?

cómo entender a un hombre

Contenido:

  • El lenguaje de los hombres
  • Frases masculinas. ¿Cómo tratarlos?

Hombres y mujeres … Desde tiempos inmemoriales vivimos uno al lado del otro, pero no hemos aprendido a percibirnos unos a otros como lo exige la coexistencia pacífica. Psicología masculina: ¿cómo entender a un hombre como una mujer con su propia psicología femenina? La confrontación eterna, la disputa eterna de los sexos, la lucha eterna. Tal vez, no puede ser de otra manera, existe la opinión de que los hombres y las mujeres son “de diferentes planetas”.

Parece que esto es así, porque casi todos nosotros nos damos cuenta de que el hombre no puede entender la mente. Por qué y establecer contacto personal o comercial con él es muy difícil. Por lo tanto, peleas, conflictos, tensiones en la relación. Por lo tanto, matrimonios infelices, insatisfacción, hostilidad, corazones rotos y soledad. Y cómo entender a un hombre o un hombre, la psicología no le dice al general.

Sin embargo, lo más probable es que no, nosotros, las mujeres, venimos de Venus. Y ellos, hombres, de Marte. La razón del desacuerdo entre los sexos es la diferencia en las visiones del mundo y las diferencias en la percepción de la realidad. Si somos conscientes de estas características de la percepción masculina, ciertamente podremos elegir una clave para los representantes de la clave del sexo más fuerte.

Y vamos a darnos la vuelta, gracias a esto, a los ángulos agudos en las relaciones, eliminando la mayor parte de las peleas y malentendidos. Las mujeres son criaturas de sabiduría. Son capaces de sentir y entender bien a sus seres queridos. Pero solo si tienen una idea de lo que es la psicología masculina. De lo contrario, nos volvemos resentidos, no moderadamente exigentes, insoportables.

Sí, el hombre no puede entender la mente, si uno no sabe cómo piensa y qué quiere decir cuando pronuncia esta o aquella frase. La ignorancia en este asunto genera muchos conflictos y lleva a malentendidos completos en la comunicación con los seres queridos. Así que al menos eliminemos parcialmente la brecha en su conocimiento de la psicología masculina e intentemos comprender a un hombre. ¿Vamos a proceder?

cómo entender a los hombres

El lenguaje de los hombres

Por extraño que parezca, incluso cuando un hombre y una mujer en su vida usan el mismo dialecto, todavía lo dicen en diferentes idiomas. Según los investigadores, los lingüistas, en la antigüedad, los representantes de ambos sexos eran conscientes de esto. Debido a lo cual se entendieron perfectamente. Sin embargo, con el tiempo, tanto esos como otros olvidaron las diferencias de idioma o dejaron de tenerlo en cuenta.

Sin embargo, esta situación no se observa en todas partes. Por ejemplo, en Japón, dicha diferencia de idioma se proporciona no solo por las reglas gramaticales, sino también por los requisitos de etiqueta. Sin embargo, no se trata solo de declinaciones, pronombres, terminaciones, prefijos y sufijos. El punto, antes que nada, es que hombres y mujeres expresen sus opiniones y experiencias de manera diferente. Asegurarse de esto es fácil. Es suficiente pedirle al niño y a la niña que vuelvan a contar un cuento de hadas. E inmediatamente habrá una diferencia notablemente grande entre las opciones “femeninas” y “juveniles”. ¡Todo es simple, su psicología es diferente incluso en su infancia!

Tal vez, se pone en la primera infancia, después de todo, educamos a nuestros hijos según su género. Pero también es probable que las raíces de las diferencias estén en las peculiaridades de la psique y la memoria genética. Es difícil decirlo exactamente. El hecho es que hablamos diferentes idiomas.

Y si el idioma masculino y femenino se enseña en la escuela en el aula para la educación sexual, muchos podrían evitarse por el conflicto entre hombres y mujeres, porque sería mucho más fácil entender a un hombre. Pero, por desgracia, estas lecciones ahora enseñan todo, incluso el sexo magistral, pero no solo la habilidad de comunicarse con el sexo opuesto.

Como resultado, cada persona comprende la ciencia de dicha comunicación de forma independiente mediante prueba, error y relleno de cono. Sí, incluso es bueno, si él quiere comprender, de lo contrario no lo hace, ¡no quiere! Y viene toda su vida en el mismo rastrillo, poniéndose en la frente una y otra vez. Y luego, al pisotear los agujeros en el rastrillo, se cierra o comienza a tratar negativamente a todos, sin excepción, representantes del sexo opuesto. ¡Como si fueran todos fulanos, entonces no puede haber entendimiento mutuo!

Si lo principal para los hombres es la acción externa, entonces para las mujeres: el mundo interior de las emociones. Entonces, ¿cómo podemos expresar nuestros pensamientos y sentimientos de la misma manera? Mientras piensa en cómo evitar una revolución mundial, se pregunta qué cocinar para la cena. Mientras él está pensando en las consecuencias de la revolución en algún país, ella está buscando opciones para perder peso. Estaba desconcertado por la crisis mundial, ella es un nuevo abrigo de pieles, y así sucesivamente. Las mujeres generalmente piensan de manera más restringida y específica que los hombres. Los hombres no pueden notar los calcetines dispersos, las tazas sucias, las telarañas en la esquina, las mujeres pueden verlo todo de una vez, sin forzar su atención. Y, sin forzar su pensamiento, ya saben qué hacer con semejante desgracia.

Conclusión: si la mente no comprende al hombre, entonces es imposible que hombres y mujeres proyecten su propia percepción del otro. Estas son opiniones sobre la realidad desde diferentes ángulos, que coinciden solo en algunos puntos.

Psicológicamente, no somos iguales, así que no te desanimes aceptando tal desemejanza por no querer entender y construir relaciones fructíferamente. Es mejor considerar que los hombres no son como nosotros, y ajustar su comportamiento en consecuencia. Y mientras la psicología masculina siga siendo un misterio para ti, simplemente no puedes entenderla, en absoluto deseo. Veamos cómo se ve.

cómo entender la psicología de un hombre

Frases masculinas. ¿Cómo tratarlos?

Todos somos grandes inventores y estamos inclinados a pensar en casi todos los comentarios que hacen nuestros queridos actores. Por ejemplo, volví a casa del trabajo de mal humor, comí la cena, fruncí el ceño: “¡Estoy cansado!” Y me tumbé en el sofá frente al televisor. Mientras él cambia canales sin pensar, un ejército entero de pensamientos perturbadores recorre nuestra cabeza.

¿Cansado? ¿Y por qué cansado? No fue promovido al puesto, no gana más dinero, pasa tanto tiempo en el servicio como antes. Entonces, ¿por qué estaba tan cansado hoy? E, neeeet, bribón, o algo retenido del salario y no dice que él cargó con el salario aumentado, o la señora comenzó …

Y también percibimos la frase “¡Estoy cansado!” Como si estuviera cansado de nosotros. Después de todo, recuperamos casi un kilogramo durante los últimos seis meses y no hemos preparado borsch durante mucho tiempo. No cocinar sopa? Si? Y el hecho de que también estamos trabajando y toda la casa en nosotros mismos es arrastrada, ¿no cuenta?

Eso es todo. Vale la pena pensar de esta manera la frase inocente de su querida mitad, y se fue, fue: es la psicología de una mujer. El ataque al cónyuge comienza con el propósito de averiguar por qué está mintiendo silenciosamente en el sofá y que su casa no le conviene. Lo mismo queda por ser sorprendido y se preguntan qué causó tal aumento de agresión en la pequeña esposa. Después de todo, él está realmente cansado. ¡El día resultó ser pesado!

Los hombres tienden a ser directos. No saben cómo insinuar, y no entienden los consejos. Somos nosotros, mujeres, podemos dar vueltas y vueltas, venir de lejos, expresar de manera ambigua. Y luego se ofendió porque no se nos percibió como debería, no adivinamos la solicitud y no satisficimos el deseo. Y descubra la relación con el delincuente del inesperado ataque de su esposo. Después de todo, él ni siquiera sospechó que cuando le preguntamos: “¿Me he recuperado un poco, querido?”, ¡Querían decir que la figura estaba perfectamente preservada! Y tontamente lanzó: “¡Sí!”

No deberías tratar de obtener información de un hombre. Siempre les molestamos con la pregunta que tienen en el trabajo, donde estaban, esperamos de ellos la confirmación de los sentimientos y las garantías de su propio atractivo. En respuesta, nos sentimos indiferentes: “Está bien”, “He estado en el negocio”, “Te amo”, “Te ves genial”.

Y comenzamos a enojarnos por la entonación fría y retraída de las respuestas. Pero, ¿qué otra cosa podría ser si los pensamientos del querido están ocupados con la solución del problema global y no están a la altura de las bagatelas? Bueno, ella ama, ama, ¿cuánto puedes hablar de esto? Las cosas están bien. Habrá problemas, dígalo. Y nos vemos bastante tranquilos. Esto es comprensible, de lo contrario hubiera huido hace mucho tiempo! ¿Por qué con tales preguntas molestar una y otra vez? Eso es todo, ¡la psicología del hombre!

La mayoría de las mujeres, por alguna razón, sospechan que sus fieles tienen un secreto excesivo por alguna razón. Ellos, dicen, nunca dicen la verdad, se esconden incluso trivialidades y generalmente pretenden en todo momento. Nosotros, por supuesto, tratamos de exponerlos, sacarlos a la superficie y hacerlos actuar con sinceridad. Los hombres comienzan a ponerse nerviosos y enojados, lo que aumenta nuestra sospecha. Por supuesto! Después de todo, si está loco, significa que está herido para ganarse la vida, ¡y él tiene exactamente la culpa de algo!

Y ahora imaginemos esta situación. El comprador de la tienda departamental se acercó al vendedor con una solicitud para venderle salchicha. El vendedor responde extrañamente que no tienen salchichas en oferta. El visitante no se calma y sigue insistiendo en que le venda medio kilo de salchicha para aficionados, ¡y el punto! Y para todo, no quiere creer que simplemente no está allí. ¿Cómo, como resultado, reaccionará el vendedor ante su perseverancia? Eso es correcto Al final, perderá la paciencia y mostrará el aburrimiento, donde está la salida.

Así es como se ven nuestros intentos de condenar a un hombre de falta de sinceridad cuando no tiene nada que esconder. ¿Qué tipo de reacción se puede esperar de alguien que se siente ofendido por la desconfianza? Bueno, los representantes del sexo más fuerte no saben cómo negociar cada pequeña cosa, ¡porque no se dan cuenta de insignificancias! No entienden por qué es necesario por hora admitir ardientemente el amor, si esta ardiente confesión ya ha sonado. Sin embargo, está muy claro, ¿por qué repetir cien veces?

A las mujeres, por supuesto, les gusta escuchar la frase “te amo”, y están listas para escucharla una y otra vez. Sin embargo, los hombres lo dicen desde el corazón solo en momentos de recuperación espiritual. Si exigimos el reconocimiento en varias ocasiones por día, simplemente conceden, no provocar al cónyuge a un escándalo. Solo esto es prueba de amor masculino. A menos que en ausencia de amor, ¿el esposo trataría de salvar el mundo en la familia?

Bueno, si él ama, significa que los kilos de más no nos arruinan, y no escucharemos sobre los problemas en el trabajo una vez más. Y sobre qué asuntos decidió, cuando estuvo ausente, no sabremos. Porque un hombre cariñoso una vez más para molestar a su mujer no tratará y tratará de hacer frente a todos los problemas él mismo: esta es la psicología de este caballero.

Desde el punto de vista de los representantes de la mitad fuerte de la humanidad, una mujer no debería conocer sus problemas. ¿Ella interfiere en los asuntos de su marido? Resulta que él no cree en su solvencia masculina. Esto será tolerado solo por un lunático infantil adecuado que solo espera que la esposa tome la decisión de todas las preguntas sobre ella.

En una palabra, si no podemos entender al hombre con la mente, actuaremos de acuerdo con la sabiduría mundana. Dejó de decir elogios y confesó su amor, el hombre sin afeitar se derrumbó en el sofá y honró el vientre cada vez más grande. ¡Cónyuge debería estar feliz! Porque ella es la única en quien el esposo confía completamente y con quien él está realmente bien. De lo contrario, no estaría mintiendo aquí, sino que vagaría en algún lugar en busca de aventuras. O una amante.

En general, la psicología de los hombres es bastante comprensible. Él llama amarillo amarillo y azul azul. Podemos definir el amarillo como el color de los dientes de león jóvenes y el azul para reemplazar el color del mar interminable. Los hombres no confundirán la definición exacta con las emociones. Ahorran tanto la reserva interna como el tiempo. No te preocupes, porque todos queremos decir lo mismo. Tratemos de entender a su ser querido sin palabras innecesarias, prestando más atención a sus acciones. Ellos hablarán sobre los sentimientos mejor que cualquiera, incluso las frases más hermosas.

Te aconsejamos leer: cómo excitar a un hombre con palabras

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

1 + 3 =