LOCOS ALQUIMISTAS, Y LOCO YO TAMBIÉN

Es sabido que muchos de los descubrimientos científicos, especialmente los de épocas pasadas, ocurrían por accidente. Este post habla sobre uno de ellos.
A modo de introducción, les comento que en la edad media, existían los alquimistas. Ellos eran los antecesores de los llamados actualmente Químicos. El objetivo de estos antiguos “científicos” era modificar su ser interior para alcanzar un estado espiritual mas elevado y pensaban que con la transmutación de los metales en oro podían lograrlo. Esa transmutación debía realizarse en presencia de la piedra filosofal (no la de Harry Potter). Además, a partir del siglo XIII los alquimistas comenzaron a buscar el elixir de la larga vida, que era la infusión de la piedra filosofal, y según las creencias debía eliminar la enfermedad y prolongar la vida.
Entre algunos de los destacados alquimistas, se encontró en el siglo XVII uno llamado Henning Brand. Al mismo se le ocurrió la “brillante idea” de que podía encontrar la piedra filosofal al fabricar oro a partir de su orina. Consiguió un gran recipiente metálico y juntó allí su orina durante varios días hasta obtener cinco litros. La dejó reposar durante dos semanas y la calentó hasta la ebullición. Luego de eliminar toda el agua, mezcló el residuo de la orina con arena y lo calentó fuertemente hasta que comenzaron a desprenderse vapores. Tomo un recipiente vacío y capturó un poco de los vapores emanados. Al enfriarse en la pared del recipiente, los vapores formaron un sólido blanco. Tamaño susto se debe haber pegado Don Henning al ver que el recipiente brillaba en la oscuridad.

Sin saberlo, había aislado el Fósforo, palabra que proviene del griego “portador de luz”.

El Fósforo se combina lentamente con el oxígeno atmosférico emitiendo luz, por eso parece que brilla en la oscuridad.
Como buén científico loko curioso que soy, les comento que cuando era pequeño intenté realizar el experiemento, los resultados fueron…… Bueno, para resumir fueron desastrosos. No puedo contarles por aquí lo que sucedió. Al que le interesa, me manda un email y le cuento. jaja.

Actualización: a pedido del público voy a contar lo que me pasó. Por ese entonces tenía entre 10 y 12 años cuando leí el libro dende contaba como se había aislado el fósforo por primera vez. Recuerdo que me pasaba tódo el día en mi “laboratorio”. Lo primero que hice fue juntar la orina (obviamente no junté 5 litros como este tipo) y la escondí en un tarro dentro del garage para que nadie lo encontrara. La idea era dejarla reposar un par de semanas y luego continuar con el experimento. Pero por mi cabeza pasaban cientos de proyectos e ideas, por lo que me olvidé completamente de aquél tarro. Unos meses después me acordé y fui corriendo a buscarlo… pero no estaba más. Busqué a mi madre y le pregunte si no había visto un tarro, y le describí como era. No me lo esperaba, pero me contestó lo siguiente:

Hace unas semanas acomodamos el garage. Tu padre lo encontró y me preguntó que contenía el tarro. Yo le dije que no sabía. Entonces el lo olió y dijo que tenía un olor a podrido terrible, y lo tiró.

Para ese entonces la orina ya se había evaporado, ya que llevaba meses en el tarro destapado, sólo quedaban los sólidos en el fondo que no se habian evaporado. Pobre mi padre que tuvo que oler eso. Cuando le conté, sólo hizo una sonrisa y dijo:

Con razón!!!!

Si te gustó mi post, considera dejarme un comentario o Suscribirte a mi RSS Feed para recibir las últimas actualizaciones!

Artículos Relacionados


Déjanos tu Pregunta



5 Respuestas a “LOCOS ALQUIMISTAS, Y LOCO YO TAMBIÉN”

  1. Ahhh eso de convivir por horas con tu orina suena muy pervertido, pero qué genio no tiene algún desorden mental.
    Anda brother, dinos qué paso, talvez descubriste que no debes acercarte a un experimento, jajaja.

  2. si si, gracias por lo de desorden mental, ya lo sabía, me lo dijo mi psiquiatra. jajajaja.
    Bueno, bueno, ahi actualicé con lo que me pasó. Espero que se rian un rato.

    Un abrazo!

  3. Jajajajajajajaja, no quiero haber estado en su lugar.

  4. . no estas tan loco, pues de la orina se servian los antiguos alquimistas para obtener un salitre natural,veamos:se destilaba dejando las heces mas una decima parte del liquido,el cual se destilaba en otro recipiente,las heces las purificaban por precipitacion adicionando agua y las cristalizaban seguidamente le adicionaban esa decima parte destilando varias veces hasta que la sal pasara por el destilador

  5. anonimo: jaja.. gracias por la info, ahora me quedo mas tranquilo XD…

    no, en serio, muy interesante! gracias por compartir!

    un abrazo!!

Deja tu comentario: